Diagnóstico

Diagnóstico 2017-05-25T09:35:28+00:00

El diagnóstico de cáncer vejiga se basa en las siguientes exploraciones:

  • Examen clínico. una exploración física puede evidenciar la presencia de la enfermedad. Se suele explorar el recto y, en el caso de las mujeres, la vagina para determinar el tamaño del tumor y ver si se ha diseminado.
  • Cistoscopia. Técnica utilizada para la exploración de la vejiga. El médico inserta en la uretra un tubo con luz y una cámara en su extremo para inspeccionar el interior de la vejiga y la uretra y comprobar si hay algún tumor. La cistoscopia puede realizarse en el consultorio del médico aplicándose un gel anestésico local para calmar las molestias que este tipo de pruebas puede ocasionar al paciente. En ocasiones también se recurre a la anestesia. Con esta prueba también se puede realizar una biopsia, extrayendo la totalidad del tumor o una muestra del tejido o de otras zonas con sospechas de malignidad colocando un instrumento quirúrgico fino en el tubo de la cistoscopia.
  • Citología en la orina. Prueba de laboratorio que se realiza para detectar la presencia de células tumorales en la orina.
  • Examen histopatológico. Investigación de las células extraídas que determina la presencia de la enfermedad y el diagnóstico del cáncer así como las características específicas del tumor que determinará el tipo de cáncer de vejiga que padece el paciente.

Exploración radiológica. La investigación radiológica determina si el tumor se ha propagado al resto de tejidos y a los ganglios linfáticos estableciendo así la estadificación del tumor. Puede realizarse mediante el uno de una tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RM) de la zona abdominal o pélvica. También se suelen utilizar los urogramas mediante TC o pieloramas intravenosos o retrógados (un tipo de examen de rayos X especial de riñones, vejiga y uréteres) Los pacientes con alto riesgo de metástasis deberían realizarse pruebas adicionales como TC de tórax o centellografía o gammagrafía ósea en el caso de que haya diseminación en huesos.